Busca la solución para tus necesidades

85 resultados encontrados

  • AIMX, contra figura de "proveedor intermediario" para plataformas digitales

    Este martes, la Asociación de Internet MX envió una carta a la Comisión de Economía del Senado, para sentar postura sobre la iniciativa de modificación a la Ley Federal de Protección al Consumidor que pretende que plataformas digitales como marketplaces o transporte privado sean responsables frente a los consumidores por el incumplimiento de obligaciones contractuales. La misiva de la AIMX dirigida al senador Gustavo Madero, presidente de la Comisión de Economía, se refiere al proyecto de Decreto por el que se adiciona un artículo 9 BIS a la Ley Federal de Protección al Consumidor, que está turnado a dicha comisión y a la de Estudios Legislativos para su discusión. Esta iniciativa fue presentada el 18 de septiembre por la senadora Minerva Hernández. En ella se establece la figura del “proveedor intermediario”, por la que se refiere a “la persona física o moral que opera un Sistema de información, mediante el cual pone en contacto a terceros proveedores con consumidores para realizar transacciones comerciales, pudiendo facilitar, en su caso, la celebración de la Transacción comercial, el pago o la entrega del bien o prestación de servicios”. Establecida la figura bajo la que caen las plataformas digitales, la iniciativa dispone que, en su calidad de intermediarios, sean responsables ante el consumidor en caso de incumplimiento contractual de parte de parte de quien vende el producto o presta el servicio. “El proveedor intermediario responderá frente al consumidor por el incumplimiento de las obligaciones contractuales, sin perjuicio de su derecho a repetir contra terceros proveedores que resulten responsables”, dice la iniciativa de la legisladora de la bancada del PAN en el Senado. Para la AIMX, la propuesta de responsabilidad de intermediarios contradice lo acordado en el Tratado México - Estados Unidos – Canadá (T-MEC) en el Capítulo de Comercio Digital. En el T-MEC se consignan a las plataformas bajo la figura de “servicios informáticos interactivos” en su Capítulo 19. Los ejes del diseño de este capítulo son el eliminar los obstáculos regulatorios innecesarios al comercio electrónico, otorgar certeza jurídica a las empresas e inversionistas y garantizar la seguridad de los consumidores en este entorno. Es en la disposición 19.17 que el documento trata la responsabilidad de las plataformas como intermediarios, y que establece, en cumplimiento de los objetivos del capítulo, “Establecer protecciones sólidas de responsabilidad de intermediarios al eximir de responsabilidad a las plataformas informáticas por el contenido subido por terceros”. Sobre este punto, la AIMX apunta que en el Capítulo 19 del T-MEC se busca limitar, y no ampliar, la responsabilidad de las plataformas. Hacer responsables a las plataformas en su calidad de intermediarios de las transacciones tendría el efecto -según la AIMX- de “disminuir la confianza del consumidor […] y afectaciones directas al desarrollo de la economía digital”. La AIMX argumenta también que de asumir los riegos que corresponden a los terceros proveedores, los costos de las plataformas intermediarias se elevarían, incremento que se trasladaría al consumidor final. Otra iniciativa presentada por la legisladora Hernández junto con el senador José de Jesús Santana García busca agregar al Capítulo VIII Ter y un Artículo 76 Ter a la Ley Federal de Protección al Consumidor con el objetivo de que sean las plataformas de transporte privado las responsables ante el consumidor y no los conductores privados, por los incumplimientos en el servicio. Por último, la AIMX también presenta sus argumentos contra la propuesta de que los sellos de confianza para tiendas online los emita la Procuraduría Federal del Consumidor, y ya no los organismos gremiales como la propia AIMX. No es la primera vez que los legisladores pretenden hacer responsables a las plataformas digitales por los reclamos de los consumidores. La iniciativa de la senadora Hernández tiene como antecedente la que presentaron en 2015 senadores de la LXIII Legislatura, que no prosperó en su momento debido a que durante su proceso legislativo de dictaminación no alcanzó los consensos necesarios para su aprobación.

  • CoDi, oportunidad para agilizar los pagos en eCommerce: César Pallares, de la AIMX

    Desde este martes entró en operación oficial en todo el país el sistema de Cobro Digital (CoDi), iniciativa del Banco de México que integra a los pagos electrónicos del país un ecosistema más robusto de pagos cashless QR, haciendo uso del Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios (SPEI) para procesar las transacciones. “Antes del CoDi, algunos bancos ya habían lanzado programas de este tipo, pero no prosperaron por ser ecosistemas muy pequeños conformados únicamente por los clientes de la institución bancaria, que les ponía en desventaja frente a las tarjetas de crédito o el efectivo, que son aceptados por todos”, explicó César Pallares, Vicepresidente de Servicios Financieros de la Asociación de Internet.mx (AIMX). “La ventaja del CoDi frente a las otras iniciativas con pagos QR es que lo lanzó Banxico para todas las instituciones financieras”, añadió, y este alcance le posibilitará competir contra el efectivo, ya que el plan del Banxico es que los pagos electrónicos desplacen el uso de dinero físico en las transacciones en el país. “El QR usado por el CoDi es una forma elegante, encriptada y segura de dar tu identificador de comercio, leerlo, tomar los datos del identificador de pagador, y hacer la transferencia de fondos aprovechando la infraestructura del SPEI para realizar pagos de persona a persona y de persona a comercio”, explicó Pallares. Para ser procesadas por el SPEI, las transacciones realizadas a través del CoDi reciben un indicador por el cual el sistema les da prioridad, “una línea VIP”, con el objetivo de autorizar en tiempo real la operación, dijo Pallares, a diferencia de las transferencias interbancarias realizadas por el mismo sistema y que pueden llevar horas. Por ello, el CoDi -siguió Pallares- representa una oportunidad para agilizar algunos puntos del ecosistema de pagos del comercio electrónico, como las autorizaciones -lo que derivaría en mayor tasa de conversión- o la reducción de los contracargos -y con ello reducir la tasa de algunas de las modalidades de fraudes-, a lo que se suma la ventaja adicional de que no existen comisiones en las transacciones por montos menores a los 8,000 pesos. El VP de Servicios Financieros de la AIMX puntualizó que, si bien es cierto que una plataforma de este tipo agilizaría las transacciones para los comercios en general, por el lado del cliente, hace falta conocer cuál es el proceso para hacer aclaraciones en caso de equívocos en las operaciones o fraudes. “No sabemos si existe un monto límite para los pagos, o qué hacer si el cliente equivoca al destinatario del pago para que le sea devuelto el dinero”, agregó. Pallares aclaró que no es que no estén definidas, sino que las personas aún no las conocen. “Los retos estarán en la comunicación, que las personas y los comercios conozcan las reglas del juego, vencer la resistencia al cambio, para que la gente se anime a adoptar el CoDi”, dijo. “El CoDi tendrá una aceptación lenta, pero es una iniciativa que abonará al desarrollo del ecosistema digital en el país”, dijo, y agregó: “El reto entonces es lograr que las personas prefieran realizar sus compras con CoDi en lugar de pagarlas con efectivo”. Como estrategias para incentivar el uso del CoDi entre la población, Pallares dijo que Banxico podría ofrecer descuentos en los pagos por este medio u otros planes especiales para animar a las personas a hacer uso de este nuevo sistema. En lo que toca a la adopción de los pequeños comercios del CoDi, Pallares indicó que éstos, en su gran mayoría, “viven con el efectivo que reciben día a día de sus clientes”, por lo que en el momento en el que las grandes cadenas de suministros comiencen a aceptar esta forma de pago, “se generará una sinergia, por lo que hay que generar los impulsos necesarios para que la se anime a usarlo, y al conocer sus beneficios, le adoptarán definitivamente”. “Todo iniciará por hacer una compra por un monto pequeño en un comercio de confianza”, finalizó.

  • 7 métodos de pago para los negocios en México

    Tener el negocio preparado para admitir numerosos métodos de pago en México mejora la experiencia de los clientes. De esta forma, se consigue aumentar el número de compradores y las ventas, llegando a alcanzar un negocio rentable. Los pagos digitales han estado evolucionando de forma muy rápida, y es que la penetración de dispositivos móviles e Internet de Banda Ancha continúa creciendo de manera importante. En México, los teléfonos inteligentes ya son una parte integral de la sociedad. De acuerdo con datos de la firma The CIU, al cierre de 2017, se alcanzaron 99.5 millones de Smartphones en operación en el territorio nacional, una razón de 86% sobre el total de líneas móviles y 9.6% más que 2016. Un estudio realizado por MercadoPago e Ipsos revela que los medios de pago más utilizados por los mexicanos en Internet son: tarjeta de débito (54%), plataformas de pago online (52%), tarjeta de crédito (50%), transferencias bancarias (48%) y efectivo (16%). Ante este panorama, los medios de pago digitales se convierten en un área de gran oportunidad para que los mexicanos realicen de una forma más segura el pago y cobro de servicios y productos desde los dispositivos. De esta manera, es importante conocer los principales métodos de pagos digitales que hoy tienen oportunidad de utilizar las empresas mexicanas. PayPal Es el método de pago primero en la era digital y es el más reconocido a nivel mundial. Ofrece la oportunidad de vender a más de 200 países. Acepta las principales tarjetas de crédito y débito en México. Recibe los pagos de forma instantánea y te notifican por correo electrónico. Ofrece protección en línea contra fraudes, y los clientes pueden pagar desde un dispositivo móvil teléfono Móvil. Mercado Pago Al principio era un servicio que solo funcionaba dentro de la tienda en línea Mercado libre, ahora se extiende a todo público para su uso. Permite pagos en mensualidades hasta por 18 meses, acepta tarjetas de débito y crédito, así como pagos en tiendas de conveniencia. PayU Este método permite a los negocios reciber pagos de tarjetas de crédito (Visa, MasterCard y American Express) y débito de los principales bancos de México. Ofrece una terminal virtual para el cobro en el momento. También ofrece reportes de ventas. Openpay Con esta solución, los negocios pueden recibir pagos con tarjeta de débito y crédito, así como en efectivo en tiendas de conveniencia. También recibe transferencias bancarias y confirmarlas en el momento del pago. Sr. Pago Con esta plataforma, los negocios convierten un smartphone o tableta en una terminal punto de venta. Permite el cobro con tarjeta y retirar el efectivo en más de 28 bancos. Sr. Pago es un dispositivo que se conecta mediante Bluetooth, por lo que puede estar sincronizado a uno o más dispositivos móviles a la vez. Clip Es un servicio que permite a los negocios aceptar pagos con cualquier tarjeta de crédito o débito, en cualquier momento y lugar, convirtiendo a tu smartphone o tableta en una terminal bancaria. Ofrece la movilidad de llevar el negocio a todas partes con conectividad celular o Wi-Fi. iZettle Es una solución que permite a las empresas aceptar pagos con todas las tarjetas de manera fácil, rápida y segura, ya sea con chip, banda magnética o PIN, además también acepta pagos con Samsung Pay.

  • ¿Qué es TCO y cómo se calcula?

    Muchas marcas ya son parte de la transformación digital y esto conlleva a que cada decisión tomada, es una decisión estratégica que puede hacer que su negocio vaya al siguiente nivel. Uno de los principales retos que vivimos en el día a día es la administración de tecnología, entre soluciones innovadoras y necesidades operativas nuestros costos se pueden elevar. Como cualquier negocio, el tener presente cuánto nos cuesta vender y operar es indispensable. El TCO, por sus siglas en inglés (total cost ownership), es una medición diseñada por el Grupo Gartner que nos permite saber el costo que conlleva adquirir un sistema de información, es decir, ayuda a consumidores como a los ejecutivos de empresas evaluar los costos directos e indirectos que están relacionados con la compra de cualquier activo de capital. El principio básico del TCO es que los costos de propiedad de cualquier tecnología conllevan costos mucho más allá de su adquisición, costos en los cuales incurre el mantenimiento y la operación de dicha tecnología; por tal motivo es de vital importancia hacer esta medición de manera constante, no solo al momento de adquirir el activo. En el caso de eCommerce hay más factores que se deben de tomar en cuenta, como el revenue share de las plataformas, el costo fijo mensual + la comisión de los métodos de pago, entre otros tantos. Esto hace que el cálculo del TCO sea relativamente complejo porque se deben calcular escenarios reales de compra con base al comportamiento histórico de nuestra tienda digital. Lo mismo sucede con las ventas, al ser un factor importante en la fórmula es necesario tener los datos más específicos posibles y en caso de tener proyectado un crecimiento, es necesario incluirlo en el cálculo para tener un valor más apegado a nuestra proyección. ¿Cómo calculo el TCO? Como comentaba, existen múltiples maneras de calcularlo, pero básicamente la fórmula es: TCO= Total de costos / Ventas anuales Total de costos: Es la suma de todos los costos de nuestras tecnologías, por ejemplo: El costo total de licencias + el costo de adquisición + el costo de infraestructura + el costo de comisión (en caso de que aplique). Ventas Totales: Este son las ventas que tenemos de manera anual, importante que al momento de hacer el cálculo se contemple el crecimiento mensual que se tiene proyectado, no importa si es poco, el tener este dato, hará que nuestro cálculo sea más certero. Al momento de hacer el cálculo debes de tomar en cuenta que tu costo del primer año no es el mismo que el segundo año, obviamente el primer año corresponde al costo de adquisición, en el segundo año es más orientado al costo de mantenimiento. Personalmente recomiendo que este cálculo se haga a 3 años mínimo, seguramente este te dará un enfoque sobre si estás tomando la decisión correcta. Recuerda que el TCO tiene muchos valores variables, por lo cual te recomiendo hacerlo de manera constante al menos una vez por semestre. Le aseguro que cada vez irá sumando más factores y, eso es bueno, realmente le permitirá tener un escenario más real de costo.

  • Los usos del Internet de las Cosas en el medio ambiente

    En la actualidad las Tecnologías de la Información han trascendido barreras, en especial porque alguna o todas sus vertientes se pueden encontrar en áreas muy distintas a las que involucran componentes electrónicos de manera directa. El caso de una de ellas es el Internet de las Cosas (IoT) en el medio ambiente. De acuerdo con la información del sitio de la firma Ericsson, el IoT superará a los teléfonos móviles como la más importante categoría de dispositivos conectados para el 2018, es decir, de los 28 mil millones de equipos para el 2021, cerca de 16 mil millones serán enfocados en esta tendencia. En este aspecto, Angela Huang, Content Marketing Manager de Watson IoT en IBM, explica en el blog oficial de la organización que “estas innovaciones están reduciendo la huella de carbono y la contaminación; lo que nos permite hacer más con menos recursos. No sólo mejoran la seguridad alimentaria; y la mitigación de los efectos adversos del clima, sino que este escenario también toma sentido con los datos en bruto que se producen cada minuto por miles de objetos conectados como sensores, edificios, vehículos e incluso personas". El uso de sensores De acuerdo con el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente , los edificios utilizan el 40% de la energía mundial, el 25% del agua global, y el 60% de la electricidad. Además emiten aproximadamente 1/3 de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), convirtiéndose en el mayor contribuyente de este problema. La optimización del consumo de energía del edificio y la creación de edificios sostenibles puede tener un impacto significativo. Uno de los avances hechos es el de Watson de IBM que puede analizar los datos en tiempo real y utilizar esa información para gestionar la eficiencia energética y generar ideas acerca de cómo la gente usa los espacios. Con machine learning y capacidades de procesamiento de lenguaje natural, Watson proporciona recomendaciones que ayudan a los propietarios a crear experiencias personalizadas y tomar mejores decisiones sobre el desarrollo, la gestión y el mantenimiento de las construcciones. Incuso Siemens y Watson están trabajando juntos para construir los edificios inteligentes con la integración de la analítica y software de gestión de activos basado en la nube para ahorrar 10,4 millones de toneladas de CO2 al año. Esfuerzos independientes En este punto es necesario mencionar que existen esfuerzos independientes dedicados a involucrar el IoT en el ahorro de recursos. Una de ellas es SkyGrid, una startup que se enfoca en generar un sistema de agua caliente inteligente. El objetivo es controlar cuando los sistemas de un edificio para que no gasten energía cuando no hay nadie alrededor. También existen programas disponibles, como el Loxone Smart Home, que permiten a los usuarios encender o apagar las luces y controlar la temperatura y la actividad de la caldera cuando se está fuera de casa. “Esto no solo es útil para el usuario, sino que también puede aumentar la conciencia sobre la contaminación y las altas emisiones en las zonas pobladas. Algunos dispositivos similares también se utilizan para trabajar con radiación y mineras. Es una buena manera de impulsar a las comunidades y a los gobiernos a combatir el aumento de los niveles de contaminación”, complementa Gemalto en un comunicado de prensa. Beneficios para la agricultura Por otra parte, con el Internet de las Cosas, los agricultores pueden reducir la cantidad de residuos que producen, así como supervisar sus procesos agrícolas según el clima, la humedad, la luz solar y otros factores externos. La agricultura inteligente mejora el rendimiento de los cultivos y la eficiencia de los recursos con la predicción del tiempo, así como con el monitoreo de campos y plantas en tiempo real para una mejor gestión de la cadena de suministro. Un sistema de riego totalmente automatizado suministra agua y fertilizante e impulsa la eficiencia. En este aspecto, NatureSweet, como productor de tomates cherry, colabora con una empresa de Israel, llamada Prospera, la cual ha desarrollado tecnologías de visión por ordenador que analiza de manera continua, la salud y el estrés de las plantas. El objetivo es capturar datos climáticos y visuales del cultivo y proporciona al agricultor informes detallados y alertas en distintos dispositivos fijos o portátiles para evitar enfermedades o plagas. “Aprovechamos tendencias como el machine learning o analytics. Por ejemplo, tenemos una cámara y sensores dentro de los invernaderos para estudiar el crecimiento ya que en cada invernadero existe un ecosistema distinto creado bajo distintas variables”, destaca Jorge Garza Arana, director del área de Digital Business Transformation en esta compañía. Ayudan al hambre y a las especies Otro de los avances es el de EZ Farm que está ayudando a mejorar la seguridad alimentaria en África. Por medio de la plataforma de IoT de Watson recogen información acerca de los niveles de agua y las condiciones de campo para los agricultores. Estos entonces pueden tomar mejores decisiones para el manejo de cultivos para aumentar el rendimiento. Incluso el IoT se ha utilizado para recuperar especies al borde de la extinción con gran éxito. El lince ibérico se restableció en España después de utilizar estos desarrollos para rastrear y monitorear los pocos linces silvestres que quedan. Mediante el uso de collares para el geomapping de su ubicación y de sus hábitos, junto con drones, mucho menos invasivos al rastrear a los animales, los científicos y expertos en vida silvestre pudieron ayudar a restablecer la especie. Al final, estos casos son la muestra de que el uso de este tipo de tecnologías son de gran importancia para la humanidad ya que su uso puede dar nuevas perspectivas para el aprovechamiento de recursos y optimización de métodos, algo que beneficia a la flora, la fauna e incluso el ser humano no sólo en el presente, sino en su supervivencia en el futuro.